Silencio

UNA VEZ AL AÑO

Entró el Otoño,transcurrió el día de todos los Santos y a nadie se le ocurrió encender una velita por sus antepasados, en el cementerio viejo ( este monumento ).

Como es costumbre por estas fechas suelo ir al lugar donde "todos somos iguales", adquiero una planta y después me dedico a caminar en busca de un lugar especifico.

No tengo a nadie de mi familia enterrada aqui,resido muy lejos de mi localidad de origen,esta es la razón.

Cuando encuentro un panteón (tumba) que parece abandonado,sin velas,flores...coloco la planta en el lugar y a continuación: pienso en mis Padres e.p.d y en tantos otros seres queridos que dejaron este Mundo.

No rezo porque no practico ninguna religión,trato de buscar los pensamientos adecuados,eso es todo.

Pues bien,esto mismo ocurre con este Monumento,cuando llega el día de todos los Santos,la gente va al cementerio nuevo y todos u casi todos lo pasan de largo.

En este monumento abandonado a su suerte también hay tumbas y restos humanos, pertenecientes a nuestros ancestros. 

Una falta de consideración por parte incluso de aquellos que gobiernan en la Localidad,al no mostrar interés,respeto u preocupación, por aquellos difuntos que un buen día formaron parte de la historia local.

Ni el párroco mueve un dedo por bendecir el lugar en este día.

 

 

 


Escribir comentario

Comentarios: 0